MCF / NOTICIAS

La eliminatoria de Copa se decidirá en La Rosaleda

El Málaga CF perdió 2-1 ante el CD Mirandés, pero el gol de Santa Cruz, el primero del equipo fuera de casa, deja la eliminatoria abierta para el partido de vuelta en La Rosaleda.

Volver

04/12/2015 02:32

El Málaga CF visitaba Miranda de Ebro, por primera vez en su historia, para comenzar su andadura esta temporada en la Copa del Rey, una nueva oportunidad de buscar los primeros goles y la primera victoria fuera de casa en un torneo diferente y especial.

El frío en el Municipal de Anduva ya se sabía que iba a ser un hándicap para los malaguistas que salieron calientes y tuvieron una primera aproximación de Tighadouini, que remató al larguero tras centro de Horta en el 5’.

El partido transcurría igualado, el Málaga CF mejoraba cuando sus jugadores del centro del campo subían la velocidad del juego, pero el equipo local presionaba y cortaba con contundencia las transiciones de Juanpi, Espinho o Tighadouini.

De nuevo una jugada aislada, en un saque de córner, ponía el encuentro cuesta arriba para los blanquiazules. Álex García adelantaba al Mirandés en el 34’ tras aprovechar varios rebotes en el área malaguista.

Los últimos compases de la primera parte dejaron un buen remate de Filipenko en una falta lateral botada por Juanpi y la sensación de que el Málaga, un día más, se marchaba a la caseta con demasiado castigo.

En la reanudación Horta volvía a encontrarse con la madera tras un buen chut con la izquierda. Como ya le pasó al portugués ante el Espanyol el poste se interponía nuevamente en el camino del gol. 

Y por fin los malaguista pudimos cantar el primer gol de la temporada fuera de casa. Centro de Espinho desde la derecha y Santa Cruz, máximo goleador histórico del Málaga CF en la Copa, remataba en el 52’ ¡otra vez! al palo, pero el rechace le iba a sus botas, ¡por fin algo de suerte!, y marcaba el empate y su sexto gol como blanquiazul en esta competición.

Ochoa, que jugaba su primer partido de la temporada, también fue protagonista y en un mano a mano con Ion Velez sacó una buena pierna para despejar el peligro. Apretaba el Mirandés y en el 68’ Lago Junior llegaba a un centro en el segundo palo para lograr el 2-1 y poner de nuevo a los locales por delante.

Inmediatamente, Javi Gracia introducía un doble cambio y entraban los chavales Ontiveros y Pablo al campo. También entró Cop, en busca de la igualada, pero el resultado no se movería y la eliminatoria se queda abierta para el partido de vuelta.