MCF / NOTICIAS

Martín Viberti: “Si mi ‘viejo’ estuviera vivo, estaría orgulloso de verme trabajar en el club”

Entrevistamos a uno de nuestros ‘scouters’ en una extensa charla con mucho sabor argentino, mucho fútbol y mucho sentimiento malaguista.

Volver

06/06/2020 20:12

Quien le conoce un poco ve al instante cómo es. Un tipo ‘picante’, apasionado del fútbol y en especial de ‘su’ Málaga CF. Un laborioso hombre de club que no mira el reloj trabajando (disfrutando) y que pagaría, casi, por hacer lo que hace. Vivir por y para el fútbol. Ese es Martín Viberti. Su apellido impresiona y evoca a partes iguales. Sí, es el hijo del mito del CD Málaga. Y una persona fantástica. Vamos a conocerle más…

La primera pregunta parece casi una obligación. ¿Viste jugar a tu padre, Martín?

La verdad es que no tuve la suerte de ver jugar a mi ‘viejo’, lo que hubiera sido una enorme satisfacción por todo lo que me cuenta la gente. Lo he visto por vídeos, algunos jugando en Huracán y otros en Málaga. Obviamente, las imágenes engañan un poco por la tecnología; el fútbol de antes era más lento, pero no tan lento como esas imágenes lo muestran. Sí tengo una radiografía de cómo jugaba por lo que me cuentan los hinchas y excompañeros de mi papá en Huracán y en Málaga.

Era un volante central de los de antes, organizador, diestro, pero también manejaba la izquierda, con buen desplazamiento en largo, vertical, con zancada y que llegaba al área rival. Y también era combativo, quizás cuando vino a España cambió su manera de jugar, allí en Argentina era más luchador y acá se lo tenía tildado más como mediocentro de corte ofensivo. Un jugador algo lento, pero muy cerebral.

Argentina, la tierra de Di Stéfano, Maradona y Messi. ¿Con cuál te quedas?

A Alfredo Di Stéfano no lo vi jugar. Puedo opinar sobre Diego Armando Maradona y Lionel Messi, que obviamente he visto a los dos. Cada uno en su momento ha sido el mejor del mundo. Si tengo que elegir a uno elijo a Maradona, por la sencilla razón de que fue a jugar a Italia en una época en la que los arbitrajes no protegían a los habilidosos. Lo ‘mataron’ a patadas. La gran diferencia es que Diego Armando Maradona mostró toda su categoría en un Mundial de Fútbol como México, y por eso lo marco como el mejor. Para mí, en cuanto a carácter y personalidad, ha sido más completo que Lionel Messi.

Ya puestos… ¿Bilardo o Menotti?

Los dos ganaron un campeonato del mundo. Me quedo con Menotti, porque representó una revolución en Argentina creando una corriente futbolística propia. El ‘Flaco’ es un estadista del buen juego como medio de vida, me gustan mucho sus reflexiones sobre el fútbol. Siempre priorizó el fútbol de ataque por sobre las especulaciones del resultado. Sus equipos pregonaron el fútbol asociado, con jugadores de buen pie en el medio campo y con delanteros dotados técnicamente. Y no puedo dejar de lado que Menotti, después de su carrera como jugador, fue entrenador de Huracán. Mi otro amor futbolístico junto con el Málaga. Nos llevó a conseguir nuestro único título argentino en la historia. Un equipo que pasó a la historia como uno de los más vistosos de Argentina. Me quedo con Menotti, estoy más identificado con su estilo de juego.

Hace poco falleció el ‘Trinche’ Carlovich, una leyenda del fútbol argentino que jugó en divisiones menores. ¿Hay algún ‘Trinche’ en España?

Hemos recorrido mucho camino en Segunda B, junto a Manolo Gaspar y Francisco Capote, y hay cosas interesantes. ¿Un ‘Trinche’ Carlovich? No, con el mayor de los respetos el ‘Trinche’ era un jugador técnicamente exquisito, pero con muchas ‘falencias’ en cuanto al ritmo de juego y lo defensivo. Sí, hay cosas que hemos ido viendo y que puede ser que en algún momento puedan llegar a nuestro equipo.

¿Haces mucho seguimiento a la actualidad futbolística de Argentina?

Para seguir la liga argentina leo todos los periódicos, miro fútbol argentino cuando puedo los fines de semana, estoy en permanente contacto con mis amigos periodistas deportivos y tenemos un grupo de WhatsApp en el que estamos 150 periodistas de toda la Argentina. Trato de mantenerme actualizado estando al tanto de todo.

Si hablamos de periodismo, trabajaste a nivel local con Cañete. Casi nada…

Fue una experiencia excelente, primero porque aprendí un montón de cosas de la profesión de Paco Cañete, que en ese sentido era un maestro y el camino te lo marcaba muy claro. El qué era lo que él quería en ese programa de televisión en el que trabajé con él. Y, obviamente, le voy a estar eternamente agradecido porque yo en ese momento estaba sin trabajo y no conseguía trabajo por ningún lado; él se acercó y me dio trabajo, y me pagó de su bolsillo un sueldo para que yo pudiera vivir durante un año y medio. A Paco Cañete, que en paz descanse, lo voy a tener siempre en mi corazón porque aprendí mucho de él como periodista y también como ser humano, porque me dio una mano en un momento muy complicado de mi vida.

Háblanos de tu actividad diaria en el Club. Sois una piña, o eso transmitís, desde luego.

El día a día en ‘La Cueva’ se vive con mucho entusiasmo, con mucha pasión, con mucha responsabilidad. Tenemos un grupo humano excepcional. Me llevo de manera espectacular con Capote, un tipo del que aprendí un montón de cosas. Al margen de que él sea mucho más joven que yo, es un tipo muy capaz e inteligente y uno siempre aprende de ese tipo de gente. La relación es profesional, muy sincera y se respira un ambiente de respeto, cordialidad y sin dejar de lado la intensidad con la que hay que trabajar o cuando se debate sobre ‘x’ jugador, el este me gusta, no me gusta, por qué, etcétera. Pero puedo decir que este es el mejor grupo humano del que he formado parte en cuanto a direcciones deportivas.

Y cómo lleva tu mujer estar con un ‘enfermo’ del fútbol.

Gracias a Dios, lo resumo en una frase: ‘Mi señora me acompaña’. Ella sabe de qué se trata, nunca he tenido un solo problema y sabe que si los fines de semana tengo que viajar a ver fútbol, se viaja a ver fútbol; y que si me tengo que quedar dos o tres horas más en ‘La Cueva’ como hacemos, nos quedamos. Lo entiende perfectamente, respeta mi pasión y mi sentimiento por el fútbol. Y doy las gracias por que me haya tocado una esposa así porque sé muy bien que no es tan fácil el tema. Tengo una mujer, como decimos en Argentina, que ‘me hace el aguante’.

A un argentino de corazón parece una herejía no preguntarle por un asado o el mate.

El asado es un ritual que nos define, la excusa perfecta para pasar un momento entre amigos, familiares, contar un sinfín de historias… Es una excusa para estar cerca de los amigos. Es sinónimo de confraternidad, implica reunirse y pasar un buen momento. Tampoco puede faltar la charla en torno a la parrilla con un picoteo y alguna buena bebida. El asado es algo muy interesante, no solo comer bien. Unión, la charla previa mientras se hace el asado, después comer y la charla que sigue. Y después de un buen asado vienen los mates. Eso es algo que lo llevamos en el ADN. Asado y mate, más argentino imposible.

Volviendo al Málaga CF, la reestructuración del Área Deportiva es un hecho y tiene una cabeza visible: Manolo Gaspar.

A mí que Manolo Gaspar sea director deportivo no me sorprende. Es como cuando haces un seguimiento a un jugador joven y dices, ese va a llegar, ese va a llegar y llega. Lo mismo me pasó con Manolo Gaspar desde el primer día que lo conocí. Siempre dije que llegaría a ser director deportivo. ¿Por qué? Es una suma de condiciones. Ve bien al jugador, abarca mucho campo en cuanto a horas de trabajo, es malagueño, es malaguista, tiene sentido de pertenencia, es inteligente para negociar, empatiza y no miente al jugador. Lo han dicho los jugadores siempre, Manolo Gaspar va de cara y te dice siempre la verdad. Eso es muy importante y el jugador no lo olvida nunca.

Con nosotros tiene una excelente relación, que significa ser frontal, sincero y nos hace sentir importantes. Nos escucha. Y es un poco la piedra angular de este proyecto. Está demostrando algo que es muy difícil. Le ha tocado ser director deportivo, creo, en el peor momento de la historia del club. Y ha tenido cintura, inteligencia, capacidad y tenacidad para sacar esto adelante. Creo que lo más coherente sería un proyecto, darle una oportunidad de que esté en un club en condiciones normales, por decirlo de alguna manera. Estamos muy contentos y a muerte con Manolo Gaspar.

La última, Martín. Qué significa para ti ser del Málaga y trabajar en el Málaga.

A mí trabajar para el Málaga me honra. Es un sueño hecho realidad. Siempre digo que si mi ‘viejo’ estuviera vivo, estaría superfeliz y orgulloso de que yo estuviera trabajando en este club. Mis dos clubes son el Málaga, en España, y Huracán en Argentina. El Málaga por algo sencillo, nací en Málaga, soy malagueño y malaguista, aprendí a caminar en La Rosaleda y es algo que voy a repetir mil veces. Fue un club que nos dio mucho a nosotros a nivel familiar.

Es un sentimiento. No es un divertimento, los partidos se sufren. No solamente uno es hincha sino que trabaja en el club. Quizás soy un poco exagerado, pero bueno, no está lejos lo que voy a decir. Gracias a esto, estoy pasando uno de los mejores momentos de mi vida. Me quedaría a trabajar en este hermoso club durante toda mi vida, sinceramente.

Se habla de: Entrevista

MCF / OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

22/05/2020 16:29 | Entrevista

Manolo Sánchez: “Estoy cumpliendo un sueño”

Hablamos con el segundo entrenador del primer equipo, un Manolo Sánchez pletórico de ilusión y fuerza que, en sus propias palabras, ha “estudiado mucho para esta oportunidad” y se ha “formado muchísimo”.