MCF / NOTICIAS

El partido de Domingo (XI)

Nuestro historiador, Domingo Muñoz, rememora a numerosos futbolistas ‘exóticos’ en la andadura del Club en todas sus denominaciones. Imperdible.

Volver

31/05/2020 19:07

Desde los inicios del fútbol en Málaga, ha habido jugadores singulares bien por su país de procedencia, por la lejanía del mismo o por ser de países que a nivel internacional no han destacado en el deporte rey. A mediados de los años 20 tenemos el caso del jugador chileno Atanasio Pardo, que era hijo de españoles y que llegaría a jugar en el Málaga FC o del marroquí Abdeslam Butina, delantero del FC Malagueño. En este artículo incluimos los casos de jugadores extranjeros que tuvieron un paso fugaz, en algún caso ni eso, por La Rosaleda, ya fuese con el CD Málaga o el Málaga CF.

 

Jugadores exóticos

En los años 40 llegan a Málaga dos jugadores, españoles a todos los efectos, pero que habían nacido en Cuba y Argelia, respectivamente. Hablamos de Amancio Hermosa Pariol, que disputó varios encuentros amistosos en la temporada 1941-42 y del portero Julio Cuesta Gómez, cancerbero malaguista en la temporada 1943-44.

Dando un gran salto de más de tres décadas, en la temporada 1977-78 Pertti Kalevi Jantunen se convirtió en el primer finlandés en jugar en el CD Málaga, y en el primer finlandés del fútbol español. Procedente del Reipas Lahti y bombero de profesión en su país natal, su paso por el equipo blanquiazul dejó un registro de 14 partidos oficiales jugados, todos ellos de Segunda División. No llegaría a terminar la temporada, ya que el 11 de enero de 1978 rescindió su contrato con el CD Málaga.

El Mundial de España 1982 trajo consigo una serie de jugadores que tras jugar con sus respectivas selecciones se quedarían en nuestro país tras la cita mundialista. En el caso del CD Málaga, se fichó al defensa central hondureño Anthony Costly, que había realizado un digno papel con su selección, donde llegó a empatar con España. Sin embargo, solo llegó a disputar 12 encuentros oficiales (6 de Liga y 6 de Copa) con un rendimiento por debajo de lo esperado. Al término de la campaña 1982-83 se le dio de baja.

A finales de la temporada 1989-90 fichó por el CD Málaga Albeiro 'Palomo' Usuriaga, delantero colombiano que venía de ganar la Copa Libertadores con el Atlético Nacional. Pese a su velocidad y su desborde, pecó de falta de gol. Jugó 18 partidos oficiales y marcó 5 goles (entre abril de 1990 y diciembre de ese mismo año) con la elástica blanquiazul.

Otra Copa del Mundo, la de Italia ’90, llevaría al camerunés Makanaky al CD Málaga procedente del Toulon francés. Tras realizar una destacable primera temporada, su rendimiento bajó en el curso 1991-92, que acabaría de forma fatídica para la entidad.

El último jugador que podríamos denominar 'exótico' del CD Málaga fue el búlgaro Atanas Kirov, que militó también en esa última temporada de existencia del club (91-92). Procedente del Deportivo de La Coruña, llegando como cedido una vez comenzó la temporada, jugó 14 partidos (2 goles) en Segunda División y 3 partidos en la Copa del Rey.

En lo que se ciñe al Málaga CF, como exóticos, podemos destacar los casos de Genilson, delantero brasileño desconocido para los aficionados al fútbol y que vistió la camiseta blanquiazul en la temporada 99-00, según cuentan, por recomendación de Rivaldo. Su fugaz paso dejó 3 partidos de Liga, 2 de Copa y 178 minutos como jugador malaguista.

Mucho más cercano en el tiempo se da el caso del indonesio Arthur Irawan, que estuvo en las filas del Atlético Malagueño y disputó un encuentro amistoso con el Málaga CF ante el Centro de Deportes El Palo el 19 de mayo de 2014.

 

Casos extraordinarios

El CD Málaga compitió en Tercera División en la temporada 1959-60. Uno de sus fichajes estrella de ese año fue el de Manuel Sánchez Martín, jugador argentino procedente del Real Oviedo, por entonces en Primera División. Pese a su nombre y habiendo disputado dos encuentros de liga, tuvo que ser dado de baja el 17 de octubre de 1959 ya que en Tercera no se podían alinear jugadores extranjeros según la reglamentación de aquella época y Sánchez no jugaba como oriundo. Por suerte, ninguno de los rivales del Málaga realizó denuncia alguna, lo que podría haber acarreado la pérdida de puntos.

El caso más asombroso en cuanto a jugadores extranjeros se inició a primeros de julio de 1973 cuando salió publicado en la prensa nacional que el CD Málaga realizaba dos fichajes, el del argentino Guerini y el del yugoslavo Petkovic. Nos centraremos en este último.

Semanas atrás se había especulado con que Ilija Petkovic, jugador del OFK Belgrado e internacional con su selección, firmaría por el Real Madrid, pero finalmente lo haría por el club de Martiricos. Una semana después de anunciarse su fichaje por el CD Málaga, el fichaje aún no se había confirmado y Petkovic seguía en Yugoslavia, ya que había sucedido una tragedia familiar. Había perdido en accidente de tráfico a su madre, su hermana y su cuñado el mismo día en que iba a contraer matrimonio. Este terrible suceso se vio acrecentado por el suicidio de su padre días después del accidente, donde había resultado herido, hecho que llevó al propio Petkovic a intentar quitarse la vida envenenándose. La firma por su fichaje debería demorarse unos días, pero dicha firma no se realizaría jamás, ya que mientras la directiva del CD Málaga esperaba noticias de su recuperación, el jugador milagrosamente 'recuperado' había firmado días atrás por el conjunto francés del Troyes, sin pérdida familiar de por medio.

 

El primer extranjero

Si bien se considera a Lakatos el primer extranjero del CD Málaga, el primer jugador extranjero que disputó un partido oficial con el CD Málaga fue el uruguayo Carlos Gutiérrez, en la 1ª jornada de Primera División de la temporada 1950-51, en un Valencia CF 3-1 CD Málaga.

La aparición en su día de la 'Ley Bosman' provocó que el número de extranjeros en el Málaga CF haya sido muy superior al del CD Málaga, aun habiendo tenido menos jugadores.

Sin ser propiamente extranjeros, en la temporada 1994-95 militaron en el Málaga CF dos futbolistas nacidos en Francia (Armando) y en Suiza (Toño), respectivamente.

En la temporada 1997-98 vinieron Trobbiani y Guede, argentinos ambos, pero en el caso del primero, nacido en Elche y el segundo ya con pasaporte español cuando llegó procedente del Xerez CD.

En cuanto a jugadores extranjeros en el Málaga de un solo país, en la era MCF resaltan los mediáticos casos del ariete costarricense Wanchope, estrella absoluta en su país, o el zaguero norteamericano Onyewu, que militó en el AC Milán. Son innumerables los futbolistas con doble nacionalidad en los dos grandes Málagas, si bien el caso de Pedro Aicart (CD Málaga, 1975-77) es uno de los más rocambolescos. Hijo de españoles nacido en Chulumani, Bolivia, y nacionalizado peruano. Casi nada.

 

No debutaron con el Málaga

Joszef Lakatos, delantero húngaro que posteriormente adquiriría la nacionalidad española, fue el primer extranjero que fichó por el CD Málaga. Recaló en el equipo blanquiazul a pocos días del inicio de la temporada 49-50, la del debut del Málaga en Primera. Su bagaje fue de 2 partidos amistosos, para acabar siendo cedido a mitad de temporada al UD España de Tánger.

La temporada 84-85 presentaba pocas novedades en cuanto a fichajes en el CD Málaga, cuyo bloque eran los jugadores de la cantera. Sin embargo, uno de esos fichajes no pudo debutar. Diego Sessolo Rosa, jugador suizo hijo de italiano y de malagueña, había firmado por dos temporadas y realizó la pretemporada con el equipo, pero no pudo obtener la nacionalidad española para poder competir. El inicio de la competición y la demora de los documentos para obtener la nacionalidad hicieron que regresara a su país natal.

En el Málaga CF hay un caso curioso en la temporada 2009-10, donde incluimos al único español -sin doble nacionalidad y sin haber nacido fuera de España- del listado: Guillermo Ubierna. Lo anecdótico de su caso es que vino al Málaga CF como ganador del concurso de porteros 'En Busca del Portero del Futuro', donde compitieron más de 4 000 guardametas. Ubierna, procedente del CD Móstoles, no pudo tener peor estancia en Málaga. En la pretemporada sufrió una mononucleosis (la comúnmente llamada enfermedad del beso), una operación de peritonitis y para colmo de males, una luxación en el hombro. En enero se le 'bajó' al Malagueño, disputando 7 partidos en Tercera. Al término de la campaña causó baja.

Aparte, están los casos recientes del turco Cenk Gönen, portero del Málaga CF inédito entre 2017 y 2020; los del meta argentino Werner y el lateral serbio Brezancic, jugadores del MCF en la segunda mitad de la temporada pasada y que no llegaron a debutar en partido oficial; y el último caso es el de Shinji Okazaki, que no pudo ser inscrito -cuestiones económicas- por el Málaga CF este curso 19/20 tras completar con el equipo la pretemporada.

 

Futbolistas a prueba

El primer jugador extranjero que estuvo a prueba en el CD Málaga fue el francés Roger Dard, que disputó un amistoso ante el Atlético de Madrid en el estadio Metropolitano, con victoria 6-5 para los colchoneros un 10 de noviembre de 1948. Dard anotaría un tanto, pero no jugaría más en el CD Málaga ni en la liga española, cosa que sí haría su hermano gemelo Georges esa misma temporada 48-49 en el Sevilla FC.

El Trofeo Costa del Sol sirvió al CD Málaga como banco de prueba de jugadores que podrían reforzar al equipo. A reseñar casos como los del argentino Óscar Fullone, que ganó con el CD Málaga la histórica edición de 1963, cuando se derrotó 3-1 al Real Madrid; o los paraguayos Casco y Bogado (jugando con el CD Málaga en la edición de 1965).

Así mismo, en el partido amistoso donde Viberti se enfundó por primera vez la blanquiazul (ese día de color blanco) ante el Granada CF, el 26 de noviembre de 1969, en el CD Málaga jugaron dos paraguayos, Irala y Riveros.

Llamativo por su país de procedencia, en febrero de 1987, un jugador de Mali, llamado Adú, estuvo a prueba junto a un brasileño, Gilmar, pero ambos futbolistas no convencieron a Antonio Benítez. En el verano de 1990 el colombiano Guerrero disputó algunos amistosos con el CD Málaga, pero no llegó a quedarse en la plantilla, al igual que el rumano Florian Simion, que acabaría en la UE Figueres.

Ya entrados en el Málaga CF, uno de los primeros casos fue en la temporada 1996-97 cuando dos jugadores holandeses, De Konnig y Van de Bergh, llegaron a disputar un partido amistoso. Si bien no a prueba, como tal, Tiago Gomes llegó a Málaga el 29 de enero de 2008 procedente del Estrela Amadora para firmar por cinco temporadas, pasando el reconocimiento médico y presentado ante los medios. En los partidos de las jornadas 24 y 25 de liga, ante Córdoba CF y CD Castellón, Tiago Gomes tenía opciones de ir convocado e incluso de debutar con el equipo. Finalmente, un litigio con los propietarios de los derechos del jugador y problemas con el tránsfer, hicieron que el futbolista portugués se fuese sin jugar con el Málaga CF.

En la temporada 2009-10 aparecen nombres llamativos en el Málaga CF. Jorge Andrade, defensa internacional portugués que militó en el RC Deportivo, estuvo a prueba en el verano de 2009. A mediados de aquel curso 09-10 también llegó a prueba el internacional kuwaití Bader Al-Mutawa, pero no pudo quedarse en el equipo. Sí quedó para la posteridad al ser el primer jugador asiático en disputar un encuentro con el Málaga, en este caso amistoso, el 27 de enero de 2010 en el partido Málaga CF 0-0 Arka Gdynia.

Para concluir este artículo resaltar que fueron muchos más jugadores, especialmente del mercado sudamericano, los que llegaron a disputar algún amistoso o que estuvieron a prueba, pero bien por su estado físico, por la situación económica del club o por la falta de fichas libres, no llegaron a quedarse.

Se habla de: La Rosaleda

MCF / OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

27/06/2020 18:03 | La Previa

Previa del #MálagaGirona

El Málaga CF recibe en La Rosaleda al Girona FC en la 36ª jornada de LaLiga SmartBank. El partido arrancará mañana domingo a las 19:30 horas.