MCF / NEWS

El Málaga brilla en Sevilla e iguala su récord de victorias consecutivas en Primera

En el segundo 50, el Málaga tuvo su primera ocasión en un centro de Calleja que no acertó a rematar Eliseu. Tras el primer susto para los sevillistas, ambos conjuntos se repartieron el dominio en los primeros compases, pero fue el cuadro blanquiazul, tras una precisa jugada combinativa, el que rompió la defensa hispalense en el minuto 15. Nacho amagaba el lanzamiento en la frontal para asistir a un Adrían que no erró ante Palop. El tanto espoleó al Sevilla, que trató de aproximarse a la meta de Arnau, llegando incluso a enviar un balón al travesaño. Sin embargo, la zaga malaguista estuvo sencillamente impecable. Los de Tapia seguían apostando por el criterio y una brillante disposción táctica que desbarataba, una y otra vez, las ocasiones sevillistas. Tras el descanso, el conjunto de Manolo Jiménez saltó a por el empate y trató de encimar constantemente a Arnau. Las aproximaciones se acumulaban, pero el peligro aparecía de forma esporádica e insuficiente para doblegar a una sólida línea defensiva. Por su parte, el Málaga lo intentaba a la contra, pero sus ocasiones no eran certeras. Jiménez dió entrada a Chevanton por Crespo y el Sevilla cambió a un sistema más ofensivo, pero la expulsión de Adriano, que soltó el brazo a Gámez en una pugna por el esférico, rompió el partido definitivamente. El Sevilla lo intentaba a la desesperada, estando a punto de lograrlo en un balón que sacó Weligton casi en línea de gol, y el Málaga tenía ocasiones clarísimas de superioridad a la contra. En el intercambio de golpes, la inteligencia y oficio de un Málaga que denotaba tener el control del partido se impuso a la pegada de uno de los equipos grandes de nuestra liga.

Back

malagacf 26/10/2008 20:30

El Málaga Club de Fútbol y Antonio Tapia volvieron a repetir su propia gesta cuatro años después. Tras vencer al Valladolid en La Rosaleda, al Recreativo a domicilio, al Getafe nuevamente en casa, y lograr una merecida y brillante victoria en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla de los records de imbatibilidad, el club blanquiazul y el técnico de Baena han igualado su mejor registro de victorias consecutivas en la máxima categoría: cuatro. En un derbi sin incidentes en el que reinó la rivalidad en el ámbito deportivo, el Málaga presentó sus credenciales ante uno de los grandes de nuestra liga e hizo los delirios de los centenares de aficionados blanquiazules desplazados hasta la capital hispalense. El gol de Adrían en la primera mitad decantó un choque que pudo tener otro desenlace si los de Tapia hubiesen sentenciado en las numerosas contras de la segunda mitad.